Learning to fight

Hoy se me ha dado por empezar esta nueva entrada haciendo mi particular versión del título de la famosa canción de Pink Floyd “Learning to fly”. Y es que voy a hablar de una actividad que practico desde hace unos meses y a la que llegué prácticamente por casualidad o porque el destino así lo quiso, no lo sé. Hablo de artes marciales. Hablo de Kung-fu.

Todo empezó porque yo buscaba unas clases de yoga, un mundo que sí me interesaba mucho por su relación con el misticismo, la meditación y el autoconocimiento. Y fue dentro del centro donde iba regularmente a mis clases de yoga donde empecé a interesarme por los ejercicios que hacían l@s alumn@s de artes marciales, por la estética del dojo, por la belleza de las armas (sí, belleza, no me he confundido de palabra) y, en definitiva, por el clima de enorme respeto hacia los demás que se respira en las clases.

No me duelen prendas en reconocer que de entrada, mantenía muchíííísimos prejuicios hacia este mundo que yo veía como “el arte de dar tortazos”. Recuerdo que mis hermanos siempre han sido grandes seguidores de las películas de Bruce Lee y recuerdo también como yo procuraba buscar otra tele para ver otra cosa cada vez que ponían alguna de estas pelis “de peleas” que a mí no me llamaban nada por su enorme violencia. A día de hoy sigue sin interesarme la violencia como mero instrumento para atemorizar al vecino, pero sí es cierto que a lo largo del día, la mayor parte de nosotros desarrollamos pensamientos y conductas contra las que sí deberíamos luchar: hablo de pensamientos negativos, ira, rabia, tristeza y, quizás, lo más difícil de todo, la superación de miedos y barreras mentales que nosotros mismos nos ponemos y que no nos permiten avanzar.

Yo estoy descubriendo las artes marciales como un trabajo profundamente complejo e intenso, pero que te permite ser consciente, no de tus límites, sino de que precisamente los límites no existen y de que todo depende de tu propio esfuerzo y dedicación. Yo me alegro de haber dado el paso y haberme atrevido a probar. Supongo que tendré momentos de desconfianza, de cansancio y de duda pero lucharé contra ellos. Al final, el mundo es de los que se atreven y, en esta vida, a medida que cumples años te vas haciendo más consciente de que las peores luchas ni necesitan puños ni tienen lugar en un tatami.

Antes de terminar esta entrada, sí me gustaría dejar clara una cosa: ni soy una experta en artes marciales ni pretendo serlo. Sólo comento mis propias experiencias de aprendizaje sin ningún afán de sentar cátedra sobre nada.

Y como esto va de artes marciales, hoy el broche final lo va a poner el maestro, actor y filósofo Bruce Lee, cuya mayor genialidad, a mi juicio, ha sido ser fuente de inspiración para miles de personas en todo el mundo, independientemente de su cultura o lugar de origen. “No te establezcas en una forma, adáptala y construye la tuya propia, y déjala crecer, sé como el agua. Si pones agua en una taza, se convierte en la taza. Si pones agua en una botella, se convierte en la botella. Si la pones en una tetera, se convierte en la tetera. El agua puede fluir o puede chocar. Sé agua, amigo mío”.

#artesmarciales

#brucelee

Anuncios

2 comentarios en “Learning to fight

  1. El primer objetivo de un arte marcial es resolver el conflicto sin necesidad de utilizar la violencia, en la vida debía ser igual, resolver los conflictos mediante el dialogo, pero lamentablemente no vivimos en un mundo perfecto, a la mínima el hombre recurre a execrables conductas para intentar imponer su razón, cuando en realidad con esos comportamientos lo único que hacemos es perderla, y lo peor es, que lo sabemos

    Le gusta a 1 persona

  2. Magnífico tema “Learning to fly”. Cuando era pequeña me gustaba quedarme dormida imaginando que volaba, y todas las noches salía a pasear por ese techo oscuro como dice Pink Floyd en su canción. Esa sensación de libertad de estar suspendida en el aire, que el viento te envuelve y te deja mover libremente…me parece una sensación fascinante. Creo que de los cuatro elementos, yo soy aire

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s