El secreto del agua

¡Me encanta ir a la playa! ¡Lo admito! Estar tumbada en la arena escuchando el ritmo que marcan las olas y que bailan las hojas de los árboles me parece…¡simplemente impresionante!

Y esa es una de las muchas razones por las que me encantan las playas gallegas. Aún es posible encontrar algún rinconcito prácticamente solitario donde se puede disfrutar de la naturaleza sin ruidos ni distracciones.

olas

Y, precisamente, estando tumbada al sol, se me ocurrió escribir este post. De repente fui consciente de que estaban actuando sobre mí los cuatro elementos a la vez.

Sintiendo la gravedad del peso de mi cuerpo relajado sobre la toalla (tierra), mientras una suave brisa me movía el pelo (aire), oyendo las olas al fondo (agua), mientras el sol me daba calor (fuego).

Fue un momento zen total. Absolutamente absorta en la nada y sintiéndome parte del todo. Y, sobre todo, saboreando segundo a segundo ese silencio que me transportó por unos instantes a un estado de relajación total. ¡Ohhhh yeah!

sunset2

Mi maestro de artes marciales me recuerda a menudo que cada alumno debe descubrir cual es su elemento; en cual se siente más cómodo y cual rige su manera de ser y de enfocar la vida.

Intentaré explicarlo en pocas palabras: la tierra representaría la estabilidad y la firmeza; el agua sería la fluidez, el movimiento y la capacidad de adaptación; el aire, la independencia y los cambios y el fuego, el ímpetu y la pasión.

Ni que decir tiene, que todo esto que yo acabo de esbozar en un par de trazos, es muchísimo más complejo y tiene millones de matices.

¿Cuál es tu elemento?

Aunque todos poseemos algo de los cuatro elementos, y dependiendo del momento que estés atravesando puedes sentir más la presencia de alguno de ellos en tu vida, hay uno que es como una especie de regente de tu yo interior, por decirlo de alguna manera.

En mi caso tengo claro que es...¡el agua!

¿Por qué? Pues no sabría decirlo, pero desde que era pequeña siempre es el elemento con el que me he sentido identificada en mayor medida. ¡Pero si hasta mi signo zodiacal (scorpio) pertenece al agua!

gaviota

Dicen que es ahí donde habitan y se mueven las emociones, que pueden estar tranquilas y deslizarse como la corriente de un río o mostrar su cara más dura como un mar embravecido capaz de hundir cualquier embarcación. ¿Y quién sale al mar cuando las aguas están turbias?

Pero el agua es también poderosa y fecunda. Puede provocar que de la tierra surja la más bella flor, calma la sed del esfuerzo e incluso refleja tu rostro cuando te acercas a ella con cuidado.

Pero la naturaleza también nos enseña que, aunque el agua apaga el fuego, ni siquiera la ola más brava, por mucho ruído y espuma que provoque, es capaz de doblegar a la roca. Aunque, un pequeño riachuelo, si sabe buscar su camino con astucia, si conseguirá atravesar la piedra esquivando las dificultades. El agua rica es el agua que fluye. Nunca la que se estanca. ¿Que creías que quería decir Bruce Lee con su famoso be water?

letras2

Todo esto tiene su adaptación en las artes marciales y mientras los golpes de karate serían movimientos de tierra, también hay patadas voladoras de kung fu, golpes impetuosos de fuego o los movimientos ondulantes tan característicos del taichi. ¿Adivinas que arte marcial me apasiona? Pero…del taichi…ya hablaremos largo y tendido…

sobrisAntes de terminar, dar las gracias a todos los que han colaborado haciendo y enviándome fotos durante las últimas semanas para las diferentes entradas del blog.

Particularmente, para quien se ha tomado la molestia de recorrer el litoral gallego dejando la huella del blog en la arena y mostrando al mundo todo su buen hacer en esas fotografías que parecen auténticas postales del paraíso. ¡Un beso! ¡Y muchos millones de gracias!

¡Comparte el post si te ha gustado y hazte seguidor del blog!

También puedes seguirme en twitter @cuadernodesofia.

#artesmarciales

#agua

#elementos

Anuncios

12 comentarios en “El secreto del agua

  1. Este post, además de parecerme precioso, me ha resultado revelador. Me explico: hay una playa (que casualmente creo que es una de las de las fotos), que yo describo como “liberadora”, porque cuando estoy en ella siento una especie de reconciliación con la naturaleza. Mas que relajarme, diría que consigo evadirme de todo tipo de distracciones y que me siento como una pieza perfectamente encajada en el puzzle que conforma ese escenario. Despues de haber leído este post me ha quedado claro el por qué. Quiero darte las gracias por la sonrisa permanente que se me ha quedado en la cara después de leerlo. Un biquiño.

    Me gusta

    1. Gracias a ti Anuskiña porque se nota el cariño en todo lo que escribes. La naturaleza tiene su propia manera de comunicar y de hacerse entender. Depende de nosotros saber interpretarla. Un beso para ti también.

      Me gusta

  2. Hola Sofia, no tengo claro en que elemento encajaria mas,en el que menos es tierra eso si lo se.En. lo que coincido contigo,claramente y aun diria mas,es que como en Galicia en ningun lado .Tenemos las mejores playas del mundo mundial,de todos los tipos,tamaños y colores,tanto puedes encontrar la maxificacion de gente a la casi soledad,desde la comodidad de los servicios que ofrece a la acesibilidad casi imposible,desde lo artificial y tranquilidad de sus aguas a la agresividad incontrolable,y por ultimo a la majestuosidad y belleza de la playa sumergida ,como yo la llamo,a la playa de las catedrales IMPRESIONANTE.En muchos de estos casos autenticos paraisos naturales.Lo unico que hecho de menos en nuestras playas y que practicamente estan estinguidos,pero que yo considero parte de nuestra cultura y de encanto de nuestra costa, son los chiringuitos que ofrecian su servicio durante el dia y por la noche punto de encuentro y de movida.ME ENCANTA GALICIA

    Le gusta a 1 persona

    1. Por lo que dice mi maestro, no todo el mundo tiene claro de entrada cual es su elemento, por eso es un proceso de aprendizaje también ir descubriéndolo. Pero que no seas consciente de él, no significa que no esté ahí. Y un día, haciendo la cosa más tonta, dirás…claro, es que en realidad soy viento y necesito andar más a mi aire (jajaj nunca mejor dicho)…o lo que sea. Por lo que dices de las playas gallegas…claro que sí, aquí hay playas preciosas y todavía no demasiado estropeadas por el ser humano y los chiringuitos, sí que alegraban, sí. Se les echa en falta. Un beso, Kaño.

      Me gusta

  3. Cuando iba a la playa me gustaba sentarme en la arena y perder la vista en el horizonte y escuchar el romper de las olas….., es muy muy relajante. De nuevo mis felicitaciones por el post y por las fotos, son muy bonitas

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s