¿A qué huelen las flores del mal?

¡Reloj! ¡Divinidad siniestra, horrible, impasible,

cuyo dedo nos amenaza y nos dice ¡Recuerda!

“Las flores del mal”  Charles Baudelaire.

Descubrí a Baudelaire prácticamente por casualidad. Porque en mis múltiples lecturas (y yo siempre estoy leyendo algo) acostumbro a combinar los clásicos con las obras más actuales, y, en estas, cayó entre mis manos, como digo por total casualidad, “El spleen de París”, libro que me permitió descubrir al genial autor francés y que a su vez me dirigió directamente hacia su gran obra maestra “Las flores del mal”.

baudelaireLo cierto es que me encandiló desde la primera línea y le tengo mucho cariño a “El spleen de París” porque fue mi primer contacto con este autor. Se trata de pequeños poemas en prosa que dejan muestra del hastío vital de este parisino de personalidad atormentada, hipersensible, provocador y polémico. Poeta maldito de maneras bohemias y decadentes que acaba por sumergirte en su mundo en una mezcla de atracción, comprensión y repulsión.

Yo creo que los grandes escritores lo son porque cuando escriben sobre sí mismos son capaces de tocar el alma de cualquiera, independientemente de la época o del lugar en el que vivan.

Como él mismo dice, se trata de una prosa “para adaptarse a los movimientos líricos del alma, a las ondulaciones del ensueño, a los sobresaltos de la conciencia“.

Una vida de perros

Aún no he conseguido encontrar otro autor que con esa dureza descarnada muestre su rechazo hacia la hipocresía moral y social y se identifique con todo tipo de vicio, depravación o desgracia. Puede que te atrape o te horrorice, pero más raro será que permanezcas indiferente.

“Yo canto al perro sucio, al perro pobre, al perro sin hogar, al perro vagabundo, al perro saltimbanqui, al perro que, como el pobre, tiene el instinto de bohemio y de histrión maravillosamente aguijoneado por la necesidad, esa madre tan buena, ¡esa verdadera patrona de las inteligencias” (¿Por qué me dará a mi que estos perros caminan sobre dos patas?).

La desgracia no avisa

Y es que hay momentos en la vida, en que todo se presenta cuesta arriba, en que parece tarea imposible levantarse de la cama porque la realidad se asemeja más a una pesadilla que a un sueño, en que sientes la debilidad de victimizarte porque el destino parece jugar en tu contra, en que dices “que se pare aquí el mundo que yo me bajo”, en que no entiendes nada, en que te preguntas “¿por qué yo?” y en que te sientes débil e impotente porque no quieres aceptar una realidad que ya está ahí. ¡Está pasando ya!.

hormiguitaY todo esto, puede ocurrir en cualquier momento. Ahora mismo. Incluso cuando parece que tienes los pies perfectamente enraízados en tierra firme, el suelo empieza a temblar, dejando cruelmente de manifiesto que todo es frágil y efímero y que lo que hoy está, mañana puede no estar.

Pero cuando la desgracia acecha, también te das cuenta que los apoyos amigos te convierten en la hormiguita forzuda del dibujo de arriba y rápidamente identificas a quien está ahí para lanzarte una cuerda a la que agarrarte cuando la corriente del río te lleva rápidamente hacia el abismo.

Normalmente suelen ser las mismas personas que comparten tu día a día, tus proyectos (como este blog, sin ir más lejos) y que se alegran y reconocen tus éxitos cuando las cosas van bien. Incluso te regalan campanillas para llamar a la fortuna jjajajajajja.

campanilla

Y hablando de personas que han sufrido una tragedia…

No me gustaría terminar este post sin recordar que el pasado 24 de julio se cumplió el segundo aniversario del accidente de tren de Angrois, el más grave de la historia de Galicia: 81 fallecidos y 147 heridos tras el descarrilamiento en la curva de A Grandeira.

curvaQuiero dedicar este post a las personas más fuertes del mundo que son las que se atreven a hacer las cosas, aunque tengan miedo. Hasta dentro de unos días!!!

También puedes seguirme en twitter @elcuadernodesofia. Deja tu comentario y comparte el contenido!!!.

#Baudelaire

#desgracia

#lasfloresdelmal

Anuncios

8 comentarios en “¿A qué huelen las flores del mal?

  1. Interesante post e interesante blog. Creo q estare mas por aqui. Solo una cosa, las malas rachas no solo descubren a las buenas personas. Tambien te llevas chascos con otras. Un saludo.

    Me gusta

    1. Hola Marko. Bienvenido al blog, espero que vuelvas a entrar. Efectivamente, a veces te llevas disgustos con algunas personas pero…hay que minimizarlos. Como dice una amiga, algunas personas son como las nubes. Cuando desaparecen, brilla el sol!!!. Un saludo.

      Me gusta

  2. La verdad es que no leo mucho,no es que no me guste,mas bien es por pereza y nunca encuentro un momento(vaya disculpa) pero es asi.Lo malo llega sin avisar,pero forma parte de la vida,normalmente a parte de ponernos a prueba nos pide un esfuerzo y sacrificio extra que muchas veces es muy dificil de llevar,pero yo me quedo con lo bueno y es que no hay mejor momento para saber apreciar todo lo que tenemos y a todos los que nos rodean.NO HAY MAL QUE POR BIEN NO VENGA

    Me gusta

  3. Hola Kaño! Efectivamente, lo malo también forma parte de la vida y en cualquier momento aparece, por eso cada día deberíamos disfrutar más de las pequeñas cosas de la vida (que no son tan pequeñas) porque…cuando no puedes hacerlas…las echas mucho en falta. Brindemos por la vida y por la salud!!!

    Me gusta

    1. Muy buenas! Las cosas hay que hacerles frente tal y como vengan, no siempre de la manera deseada, pero con la misma fuerza que nuestra querida hormiguita . Otro abrazo para ti también, Celso.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s