Larga vida al Principito

“Sólo se ve bien con el corazón. Lo esencial es invisible a los ojos”

Sí. Estoy hablando de “El Principito” de Antoine de Saint-Exupery. Libro de cabecera para mí y que cae de nuevo en mis manos cada cierto tiempo.

Parece un cuento para niños pero…nada más lejos de la realidad. Más bien son auténticas lecciones vitales para adultos relatadas bajo la aparente inocencia de un niño. Este es mi Principito o más bien, o meu Principiño, porque lo tengo en gallego jajaja.

principito

La verdad es que lo he leído un montón de veces (no es muy extenso) y lo más curioso es que cada vez me quedo con una reflexión diferente dependiendo de mis propias experiencias vitales y de mis propias circunstancias.

rosaPrincipito

Cosas tan sencillas, tan esenciales, tan obvias, tan evidentes y…que olvidamos con tanta facilidad.

“Era un zorro igual a otros cien mil zorros. Pero yo lo hice mi amigo y ahora es único en el mundo”.

Dicen que los niños son los que poseen el auténtico secreto de la felicidad. ¿Por qué? Pues muy fácil. Porque viven completamente el presente, entregados en cuerpo y alma al aquí y al ahora.

Juguemos al parchís

¿Toca jugar al parchís? Pues lo único que existe en ese momento es el parchís…mientras tú, que ya sumas algunos añitos más, mueves las fichas pensando que tienes la ropa sin planchar, lo que te espera mañana en el trabajo, o lo mal que te pareció lo que te dijo Pepita. Seguro que te suena ¿a que sí?.

Total, que al final ya no sabes si prefieres ganar la partida o directamente arrojarle las fichas a la cara a la tal Pepita por tener la lengua tan larga. Pepita, que por otra parte, estará tranquilamente en su casa viendo la tele, completamente ajena a tus conversaciones mentales.

Conclusión: ¡que hay que estar a lo que se está! Y no a lo de antes ni a lo de después, ni a lo que puede ocurrir aunque quizás nunca pase ni a lo que tanto te dolió y ya no puedes cambiar. Toca centrarse, atención plena (mindfulness, esta palabreja que a mi tanto me gusta) y poner más conciencia en lo que hacemos.

Cada uno en su propio camino, con responsabilidad en sus decisiones y actuaciones.

micamino

Y mi camino me lleva por la Avenida de Xoan XXIII, otro precioso rinconcito de Santiago de Compostela, que yo dije que os iba a enseñar poco a poco y post a post….¡hasta la próxima!.

“Todas las personas fueron niños antes (pero pocos se acuerdan).”

También puedes seguirme en twitter @cuadernodesofia. Deja un comentario si te apetece y no dudes en hacerte seguidor/a del blog.

#infancia #mindfulness #pazinterior #vivirelpresente

Anuncios

12 comentarios en “Larga vida al Principito

    1. Sí. Tendemos a pensar que los niños deben aprender de los adultos, y es cierto, pero quizás el aprendizaje es mutuo y los adultos deberíamos aprender mucho más de los niños y de su capacidad de disfrutar de todo. Un abrazo y gracias por comentar.

      Me gusta

  1. ¡Me encantó este post! Si viéramos las cosas como cuando éramos niños, tal vez las cosas serían distintas… Ahora la mayoría de los adultos se dejan llevar por las tendencias, la moda, etc.

    Muchas veces la gente se preocupa más por el carro del vecino, que por su propia salud.

    Viven desesperados por el futuro y atormentados por el pasado. Cuando lo único seguro es el presente.

    Por eso de una buena amiga, leí algo que siempre tengo presente:

    “Carpe Diem” y a esto yo le agrego:

    Carpe diem, quam minimum credula postero
    “aprovecha el día, no confíes en el mañana”

    Saludos terrícola. 😉

    Me gusta

  2. Hola Manuel! Muchas gracias! Y a mí me gusta que te guste el post jajajaj. Es verdad que no se puede fiar nada al futuro porque la vida da muchas vueltas. Por eso, si hay algo que te gusta mucho o que estés deseando hacer, hazlo ya!!! Sin perder ni un sólo minuto. El tiempo invertido en uno mismo es el mejor empleado!!. Y ya no digamos si te dedicas a compararte con los demás. Ese es un camino seguro a la insatisfacción permanente. Beso.

    Me gusta

  3. Me han recomendado varias veces ese libro y por su supuesto lo tengo en mi lista de libros pendientes así que en cuanto tenga un hueco me lo leeré,también decirte que en mi blog puedes encontrar una entrada de frases relacionada con este libro por si quieres recordar algunas ya que tu si te lo as leído 🙂 Besos

    Me gusta

  4. Hola!!! Por supuesto que miraré tu blog. Del Principito sacarás muchas cosas positivas y para reflexionar y como además no es muy extenso, lo leerás en poquito tiempo. Gracias por comentar. Un abrazo.

    Me gusta

  5. Vivir el momento como si fuera el ultimo , disfrutar y pasarlo bien, de eso se trata ,tan facil de decir y tan dificil de hacer.De niños era mas sencillo pues era nuestra unica preocupacion ahora sin embargo…Como nos gustaria volver a esa niñez eh?Pero el ciclo de la vida no se detiene .Un saludo.

    Me gusta

  6. Hola Kaño! Un placer como siempre verte por aquí! Lo mágico de la niñez es la inocencia y quizás convertirse en adultos consiste en ir llevando palos (también alegrías) y darte cuenta de que no todo es de color rosa. La manera de verlo es…hay cosas de las que se disfruta y otras de las que se aprende. Pero lo que más admiro de la mirada de un niño es que no tiene prejuicios y se acerca a todo con simple y sana curiosidad por conocer. Un abrazo.

    Me gusta

  7. Hola Sofía. Un placer descubrir tu blog y ver que todavía hay personas adorables que disfrutan leyendo El principito, para mi, libro destacado en mi biblioteca personal. Seguiré por aquí leyendo alguno más de tus post, que veo son todos ellos muy interesantes. Un saludo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s