Una lluviosa tarde de marzo

“Chove en Santiago, meu doce amor,

camelia branca do ar, brila entebrecida ó sol”

Federico García Lorca.

Aunque el tiempo últimamente se ha vuelto un poco loco, no voy a descubrir ningún secreto  si digo que en Santiago de Compostela habitualmente llueve mucho.

Y puede estar lloviendo días enteros sin parar…algo a lo que ya estamos acostumbrados los hijos de esta preciosa e histórica ciudad monumental.

lluvia-ventana.png

Y aunque la lluvia puede entorpecer nuestro quehacer diario, también es fuente de riqueza y de belleza, e inspiración de un sinfín de músicos, fotógrafos, poetas…y todo tipo de artistas.

El clima y yo.

 Será verdad que el clima afecta al estado de ánimo y cada uno supongo que podría relatar sus propias vivencias. En mi caso, el gris oscuro de las nubes cargadas de agua me anima al recogimiento y a la ensoñación.

Y ante una infusión calentita y una hoja en blanco…las palabras vuelan y las historias salen de las entrañas sin pedir permiso.

infusion

En esta lluviosa tarde de marzo, os regalo una historia…

El té de Sarah

Sarah cogio su taza de té verde y lentamente lo fue bebiendo a pequeños sorbos. Sentía bajar la infusión lentamente por su garganta mientras recordaba como puede cambiar la vida en un instante.

Lo único seguro es que nada permanece y por eso es fundamental disponer de unos buenos zapatos para andar el camino.

Sarah miró al frente con tranquilidad y cogió una servilleta. De inmediato acudieron a su cabeza imágenes de las cuidadosas y precisas ceremonias del té japonesas donde cuenta hasta el último detalle. Durante mucho tiempo no las entendió. Ahora sí.

Sabía que lo importante era mimar el detalle y cuidar lo que estas haciendo en ese momento. No en ningún otro. Precisamente en ese.

Sarah estaba tranquila y serena. Satisfecha y disfrutando del té. Pensando en cómo las curvas de la vida pueden trasladarte a un destino mejor, siempre que sepas llevar las riendas del timón. Ya sabes, cuando el viento sea favorable, saca el velero.

Hubo quien la llamó loca por atreverse a vivir. Hubo quien criticó su osadía desde la frustración cobarde. Pero también hubo quien le tendió su brazo para ayudarla a navegar. Y había cruzado mares en calma y auténticas tempestades.

Quien no fluye se estanca y quien vive aferrado a falsas seguridades para escapar de sus miedos acabará, más pronto o más tarde, cayendo en el abismo.

El futuro es incierto. Imprevisible. A la vida no puedes ponerle cercos. Ni es posible agarrarla con las manos. Se te escurre entre los dedos, como el agua.

Sarah disfrutaba de su té,  mientras veía las gotas de lluvia resbalar por el cristal de su ventana y el viento movía las ramas de los árboles. Pero el temporal estaba fuera. En su interior, brillaba el sol.

bailar-lluvia

¡¡¡Adoro a Gene Kelly!!!!

También puedes seguirme en twitter @cuadernodesofia y no dudes en seguir el blog (abajo a la derecha, donde pone seguir).

Biquiños!!!!

#lluvia #mindfulness #GaliciaMola #Compostela.

 

 

Anuncios

8 comentarios en “Una lluviosa tarde de marzo

  1. ¡Que buena frase! , “Quien no fluye se estanca y quien vive aferrado a falsas seguridades para escapar de sus miedos acabará, más pronto o más tarde, cayendo en el abismo.”

    Una buena amiga me dice siempre: “es fácil decirlo, lo difícil es llevarlo a la práctica” o “eso lo tengo clarísimo, pero es difícil” . Y en realidad ,tiene toda la razón, decir las cosas siempre es fácil, difícil es hacerlas.

    Hay una frase en México que decimos (¡quienes la conocemos, claro!) “del dicho al hecho, hay mucho trecho”.

    Y aquí voy con otra frase que nos lleva a lo mismo de lo que comentas (de caer en un abismo por falsas seguridades) , “la indecisión, te lleva a la confusión y la confusión te lleva al peor de nuestros enemigos que es LA DEPRESIÓN”.

    Decidirse no es fácil, crees que tienes algo seguro (“una falsa seguridad”) y de pronto, te encuentras con una realidad que no esperabas y estas de pronto en el “abismo” , confundido(a) , y sin saber que hacer.

    Pero según mi poca experiencia y lo que a mi me funciona en esos casos , es “tomar una buena taza de té (infusión) o un buen descanso o una ducha y/o meditar acerca de tal o cual situación.

    Las decisiones conllevan a un cambio y los cambios son en la mayoría de las veces algo bueno, pero depende mucho de tu “actitud” si te sientes feliz o triste (no deprimido) , la depresión clínica , se debe tratar con un profesional, y no hay que confundirla con tristeza o nostalgia.

    Ya que la depresión clínica aumenta con el tiempo y son procesos químicos cerebrales las que en parte la ocasionan.

    Pero la tristeza y nostalgia, esas las podemos sobrellevar con un cambio de actitud, ya que la felicidad es “una actitud” y sobre eso si podemos tener control ” Sobre nuestras actitudes”.

    El futuro siempre es y será incierto, por eso lo mejor es “fundamental disponer de unos buenos zapatos para andar el camino”.

    Y aunque a veces el viento está en contra, debes aprovechar para “aprender” algo de ese reto.

    Se que es “fácil decirlo y difícil llevarlo a cabo” pero al fin la práctica hace al maestro. ☺️

    Biquiños!!!

    Me gusta

  2. Hola Manuel! Un placer leer tus comentarios! Poco más puedo añadir a lo que pones, porque suscribo basicamente tus palabras. Yo creo que la clave para “no caer en el abismo” es siempre la confianza en uno mismo y el amor propio (aunque a veces nos hayan educado erróneamente diciendo que es egoísmo). Al contrario, sólo queriéndote mucho, mucho, mucho a ti mismo puedes querer a los demás, desde una relación sana que no implique dependencias, ni chantajes emocionales ni toxicidad. El otro día leí en twitter una frase muy buena, que voy a repetir: el pájaro que esta en una rama no tiene miedo, porque la seguridad se la dan sus alas, no la rama. Biquiños y…a volar!!!!!

    Me gusta

  3. La seguridad en uno mismo no es algo innato sino algo que vas adquiriendo a raiz de tomar decisiones ,nunca la tienes totalmente pues siempre te surgiran dudas ante algo que tengas que decidir.Lo mejor siempre que se pueda es meditar lo que hacer, en frio, mirar pros y contras y sobre todo ser valiente, hay trenes que solo pasan una vez.Y por supuesto quien no las toma no se equivoca pero siempre estaras con ese miedo en el cuerpo que te echa para atras.Palante como los de Alicante y si caes levantate siempre hay alguien en quien apoyarte.Un saludo

    Me gusta

  4. Hola Kaño!! Pues vivan los de Alicante!!! Estoy de acuerdo con tus palabras. Cuando te caes, hay que levantarse (cueste más o menos)…como se suele decir, hay cosas con las que se disfruta y cosas de las que se aprende; y cuando tropiezas varias veces en la misma piedra, es porque hay una lección que todavía no has aprendido. Un beso.

    Me gusta

  5. Hola Sofia. Yo estuve en Santiago y, tengo que decir que no nos llovio ni un solo dia. Pero bueno, ya habia oido eso de que llueve mucho…debe ser verdad. Eso si, la zona historica muy bonita con o sin lluvia. Un saludo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Cely!!! Que voy a decir yo de mi ciudad…para mí es la más bonita del mundo jajajja. Respecto a la lluvia, puede ser una pesadez en algunos momentos, pero reconozco que me encantan esos días de invierno en que la lluvia hace brillar la piedra dándole un encanto muy especial. Besos.

      Me gusta

  6. Yo tenía un penpal (un amigo por correspondencia) australiano que solía decirme “the rain in Spain stays mainly in the plain”. Por aquel entonces yo vivía en Santiago y trataba de hacerle ver lo equivocado que estaba al hacer tal afirmación, porque todos sabemos que la lluvia en España cae principalmente en el norte, y sobre todo en Santiago. Pudo comprobarlo en persona cuando vino a visitarme. Dos veces. Y siempre llovía. Pero yo también descubrí que esa rima no era suya, sino que pertenecía a una de las canciones del musical My fair lady.

    Me ha encantado tu post, sobre todo la frase final : “El temporal estaba fuera. En su interior, brillaba el sol”. Que ni la lluvia ni los problemas a tu alrededor apaguen tu sonrisa.

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Carmen!! Antes de nada, permíteme que le recomiende a todo el mundo “My fair lady”. Increíble Audrey Hepburn, increíble la música e increíble la estética y el juego de colores que hay en todos los planos. Yo la he visto un montón de veces. Me encantan los musicales y este es de los mejores.
      Y sí, efectivamente en Santiago llueve muchísimo, como tu muy bien apuntas. Es cierto que hay períodos de tregua, pero aquí puede empezar a llover y no parar en días. Pero también tiene algo de magia y suma encanto a esta preciosa ciudad…con lluvia o sin ella.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s