¡Ave César!

¡Ave César! La que quiere exprimir su vida al máximo te saluda.

¿Qué tal os va? Supongo que os podéis imaginar de que ciudad voy a hablar en este post. ¡Roma! La bella, fascinante, monumental y enigmática Roma, dónde he estado unos días aprovechando mis vacaciones.

Siempre es un buen momento para visitar la Ciudad Eterna, cuna de nuestra historia y que tanto ha marcado nuestra lengua, cultura, legislación, arquitectura e incluso filosofía.

¡Cuánta belleza, por Júpiter!

Reconozco que días antes de irme, busqué como pude mis apuntes del instituto para repasar aquel capítulo titulado “Así vivían los romanos”. Ehhhhh, que una menda es de “letras puras”, de latín, griego, historia y arte, materias de las que te alegras saber algo cuando caes en un lugar así.

DSC00974.JPG

Cuando pisas aquellas viejas calzadas y piensas…”Wow, quién sabe si por estas mismas piedras habrá pasado el mismísimo Julio César o el emperador Augusto” e inspirada por los dioses Apolo y Venus descubres la belleza que esconde cada monumento. Y es que mires para donde mires, la historia te envuelve y consigues viajar en el tiempo.

DSC01086.JPG

El cine también ayuda mucho en esto de dejar volar la imaginación y entre “Espartaco”, “Quo vadis“, “Gladiator” o “Ben Hur” pues ya te imaginas protagonizando alguna carrera de cuadrigas en el Circus Maximus o luchando contra las fieras más salvajes en el Coliseo confiando en que el pulgar apunte hacia arriba jejejeje.

Además por cualquier rincón de la ciudad puedes ver el famoso S.P.Q.R. (Senatus populusque romanus), el Senado y el pueblo de Roma, para recordarte que la actual capital italiana fue en su día germen de una impresionante civilización.

DSC01080.JPG

Claro que no todo era tan fascinante en la época imperial porque también cabe recordar que existía la esclavitud o que veneraban la violencia sangrienta de la lucha de gladiadores. Claro que, por otro lado, también tenían las termas (¡viva ese culto al baño y al masaje!) o los gimnasios.

Roma no paga a traidores.

Me imagino que los ciudadanos romanos pensarían en su día que su mundo como potencia militar, cultural y política jamás se extinguiría, pero la historia una vez más nos enseña que nada es para siempre y que todo cambia y todo pasa.

DSC01085.JPG

Por eso para mí, las ruinas de la antigua Roma tienen un aire de grandeza imperial y militar, sí, pero también me evocan cierta tristeza porque evidencian que hasta la civilización más poderosa es vulnerable y temporal, al tiempo que deja de manifiesto que los impresionantes y colosales edificios que con tanto esfuerzo se construyeron han sido destruídos o deteriorados por las ansias de dominio del ser humano.

La dolce vita

Pero yo prefiero quedarme con la Roma del amor y de las artes, de la pasta y de la pizza. Que comienza el día con un buongiorno, que pasea al atardecer por el Trastévere, a donde Audrey Hepburn se va de vacaciones con Gregory Peck y, por supuesto, la que ve con envidia a Anita Ekberg bañándose en la fontana di Trevi. Yo, por si las moscas, he dejado mi monedita en la fuente, así me aseguro que volveré y también, si se tercia, algún deseo más…

¡Todos los caminos conducen a Roma!

Nos leemos pronto.

Hazte seguidor del blog o deja tu comentario si así lo deseas. También puedes seguirme en twitter @cuadernodesofia.

#Roma #vacaciones #historia

 

Anuncios

8 comentarios en “¡Ave César!

  1. ¡Hola! Gracias por enseñarnos y compartir tus viajes con nosotros. Al leer y ver las imágenes, no pude más que sonreír por saber que la pasaste muy bien y que le exprimas al máximo el jugo a la vida.

    Mi abuelo decía, “cuando nos vamos de este mundo, sólo nos llevamos nuestros recuerdos y experiencias”.

    Y son palabras que aún recuerdo con mucho cariño.

    Y pues que mejor que unas bien merecidas vacaciones, para cargar pilas y seguir. Gracias nuevamente por llevarnos a Italia a través de tu blog y que viva la pizza y la comida italiana.

    Biquiños. 😃

    Me gusta

  2. Hola Manuel!!! Siempre hay que intentar sacar el máximo jugo de la vida. Como bien decía tu abuelo, al final las experiencias vividas es lo que te vas a llevar de este mundo. Eso, y el amor que hayas podido compartir, las risas, comentarios y anécdotas. Gracias por seguir el blog. Biquiños.

    Me gusta

  3. Por Tutatis si son los romanos decia nuestro amigo Asterix jejeje…pues si que da pena ver todo roto y gracias por poder hacerlo pues de otras muchas civilizaciones no queda nada .Te lo has pasado bien? …me alegro.De eso se trata.Un saludo

    Me gusta

  4. Bonita entrada y patético (en el sentido de tristón, melancólico) ese sentimentalismo por una civilización antiguas de la que a día de hoy solamente quedan ruinas, estatuas y ciertas obras artesanales.

    Me gusta

    1. Hola Bruno!! Bienvenido al blog y gracias por tu comentario!!! Ese sentimentalismo no es realmente por las civilizaciones pasadas, sino por el enorme poder del paso del tiempo que puede con todo, incluso con aquello que parece va a durar siempre. Un abrazo!!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s