¿Qué hago, qué hago?

Imagínate protagonizando la película y de ti depende el futuro del planeta. Tienes que desactivar el explosivo…¡nervios! ¡tensión!…debes decidir si cortas el cable verde o el cable rojo y muy poco tiempo para pensarlo. Hay que tomar una decisión y ¡tiene que ser la correcta! Porque si eleges la opción equivocada…¡estás perdido!

La pregunta es: cuando debemos elegir entre dos opciones, ¿siempre hay una buena y una mala? ¿no pueden ser las dos buenas? ¿o las dos malas? ¿o ni fu ni fa? Si te ofrecen un cambio de trabajo en otra ciudad o en otro país, ¿te irías? ¿qué sería lo crucial para ti? Y no te digo ya, si hablamos de cuestiones vitales más trascendentales como por ejemplo, seguir o no adelante con una relación, independizarte del nido familiar…etc. etc…cada persona que rellene o escoja decisiones que para ella fueron importantes en la vida y que le costó adoptar porque en todas las opciones había pros y contras.

alameda

Pues estaba yo pensando en este post, cuando de repente aterrizó en mis manos el libro “Comprometida” de Elizabeth Gilbert, en el que la autora empieza a buscar razones para casarse o no de nuevo con su actual pareja tras haber pasado por un divorcio muy doloroso. Si, sí, Elizabeth Gilbert es la autora del superventas “Come, reza, ama”, de la que hay versión en película protagonizada por Julia Roberts.

librogilbert

Pues este es el párrafo del libro que he rescatado para el post y que yo creo que da en el clavo:

“En un mundo de posibilidades tan variadas, la indecisión nos puede dejar paralizados. Quizá interrumpamos el viaje de nuestra vida una y otra vez, regresando para abrir las puertas que despreciamos la primera vez, en un intento desesperado de acertar por fin. O quizá nos dediquemos a la comparación compulsiva, midiendo nuestra vida siempre frente a las vidas de los demás, planteándonos en secreto si deberíamos haber hecho las cosas como ellos. (…) Todas estas posibilidades y deseos pueden producirnos una enorme angustia, como si el espíritu siniestro de las opciones descartadas nos persiguiera, preguntándonos sin parar ¿seguro que era esto lo que querías?. Y esa pregunta, nos tortura especialmente durante un matrimonio, precisamente por lo mucho que nos hemos jugado al elegir a nuestro cónyuge”.

No hay mejor universal

Cuando tomas una decisión, yo creo que lo primero que debes pensar es ¿qué es lo más adecuado para mí? Pero para mí, como persona única en el mundo, no para alguna especie de “mujer prototipo” que en determinadas circunstancias tiene que elegir una opción porque…”es lo que se supone que hay que hacer”.

Hay decisiones que son fáciles, pero otras no tanto. Y la osadía de ser diferente o de hacer algo que no todo el mundo comparte supone al final llevar las riendas de tu propia vida. Y eso no hay dinero que lo pague en el mundo.

Yo intento siempre partir de una premisa: “no hay mejor” que nada ni que nadie. Sólo caminos diferentes. Y nadie sabe lo que le va a deparar el futuro.

Por cierto…¡es increíble lo que alegran las flores en un día soleado! Toda estación tiene su encanto, pero la primavera es, sin duda, la más jovial. ¡Disfrútala!

También puedes seguirme en twitter @cuadernodesofia.

#decisionescomplicadas #matrimonio #elegirundestino

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s