Pasmando

Hola!!!

Sí. Aquí sigo. Se que he tardado bastante es escribir desde el último post, pero es que he estado atareadísima en mi tiempo libre haciendo…mmmm….¡nada planificado! jajajaja. Pero nada de nada. Cero. Nothing de nothing. Como se suele decir habitualmente, tirada a la bartola, o como dice mi madre…¡pasmando!.

¡Y qué bien sienta! Se lo recomiendo a todo el mundo. Y no sé porque me da, que cada vez lo hacemos menos, víctimas de una especie de culpabilidad por no pasarnos el día realizando actividades productivas. Como sigamos así, vamos a acabar prohibiendo por ley el aburrimiento…¡cuando debería ser un derecho!.

nota

Hace unos días, leí un reportaje sobre el agobio que le produce a algunas personas estar de vacaciones, o que llegue el fin de semana, por no saber de antemano qué hacer con su tiempo libre. Según el reportaje, estas personas necesitan tener planificado, incluso con días de antelación, lo que van a hacer cuando llegue el sábado o el domingo, porque en caso contrario sienten una especie de vacío existencial.

Yo he estado pensando sobre ello y no creo que esta planificación se deba a un vacío existencial, sino al miedo a tener tiempo para reflexionar sobre una situación personal que no nos gusta (aunque esto no lo ponía el reportaje). Y, claro, pasa lo de siempre, en vez de ponernos manos a la obra para intentar cambiar eso que no nos gusta,  distraemos la mente para no pensar sobre ello; así evitas salir de tu zona de confort (que implica mucho valor y esfuerzo) y vivimos más cómodos. Aunque más infelices, porque en el fondo-fondo-fondo sabemos que deberíamos actuar de otra manera. O sea…lo que se suele llamar un autoengaño de toda la vida. La pregunta es…¿cuánto tiempo podemos aguantar así?.

DSC01151

Esta “enfermedad” (por llamarle algo, aunque es una neura más bien) es algo propio de nuestros días, porque dudo bastante que en la época de nuestros abuelos pasase esto. Es más, te dirían “si no tienes que hacer, te pongo a trabajar rápido“.

Aunque me da que nuestros antepasados estaban más bien preocupados por buscarse la vida como pudiesen y no tendrían marcado ¿¿¿por la sociedad??? que para realizarse completamente tendrían que ser buenos estudiantes, acabar con éxito la carrera universitaria, comprar piso o casa, o piso y casa (con piscina a poder ser), emparejarse, tener hijos, conseguir el trabajo de tus sueños, viajar por todo el mundo, estar en forma, tener un cuerpo diez, colaborar con una ONG, saber cocinar, saber varios idiomas, ser activo en las redes sociales, ver en el cine los últimos estrenos…¡si es que me canso sólo de escribirlo!. ¡Cómo nos vamos a aburrir así!

Por cierto, ¿quién decidió que la vida tenía que ser así? Y si no es así…¿qué pasa? ¿Nos echan del concurso? ¿De qué concurso? ¿En qué maldito momento la vida se convirtió en un stress constante y en una carrera hacia ninguna parte? Por cierto, ¿estamos compitiendo con alguien? Porque yo no tengo el más mínimo interés en hacerlo.

DSC01241

Yo todos los días intento reservar mis “momentos de pasmar”. Pero…no nos confundamos. Porque yo no le llamo pasmar a estar tirada en el sofá sin hacer nada (eso no va conmigo), o viendo cualquier cosa en la tele. Para mi, son momentos donde hago lo que realmente me apetece aunque no sea nada que me vaya a producir un “beneficio futuro”.

Me explico, si salgo a correr, no lo hago por tener una mejor salud o adelgazar (que si lo consigo, pues oye, genial a mayores). Yo salgo a correr, porque simplemente me encanta salir a correr y disfruto haciéndolo. Y digo lo mismo de pasear, hacer senderismo, cocinar, bailar, poner diez veces seguida una canción que me encanta o leer. Y ya no digo nada de contemplar paisajes impresionantes o ver el mar, porque ahí si que puedes pasmar literalmente. O sea, que no es la actividad en sí, sino la actitud con la que la haces.

También incluyo aquí escribir mis posts en este blog, algo que siempre me ha parecido una actividad especialmente relajante, estimulante y sobre todo, creativo y personal. Para mí, el beneficio de escribir, es el hecho en sí mismo de escribir y todo lo que a mi me aporta de dar y ofrecer, al margen de que cualquier persona por el mundo pueda leer lo que escribes e incluso compartirlo…O no. Eso ya es libertad de cada uno.

Nos vemos prontito.

También puedes seguirme en twitter @cuadernodesofia.

#naturaleza #ocio #vacaciones #tiempolibre #mindfulness

¡Ave César!

¡Ave César! La que quiere exprimir su vida al máximo te saluda.

¿Qué tal os va? Supongo que os podéis imaginar de que ciudad voy a hablar en este post. ¡Roma! La bella, fascinante, monumental y enigmática Roma, dónde he estado unos días aprovechando mis vacaciones.

Siempre es un buen momento para visitar la Ciudad Eterna, cuna de nuestra historia y que tanto ha marcado nuestra lengua, cultura, legislación, arquitectura e incluso filosofía.

¡Cuánta belleza, por Júpiter!

Reconozco que días antes de irme, busqué como pude mis apuntes del instituto para repasar aquel capítulo titulado “Así vivían los romanos”. Ehhhhh, que una menda es de “letras puras”, de latín, griego, historia y arte, materias de las que te alegras saber algo cuando caes en un lugar así.

DSC00974.JPG

Cuando pisas aquellas viejas calzadas y piensas…”Wow, quién sabe si por estas mismas piedras habrá pasado el mismísimo Julio César o el emperador Augusto” e inspirada por los dioses Apolo y Venus descubres la belleza que esconde cada monumento. Y es que mires para donde mires, la historia te envuelve y consigues viajar en el tiempo.

DSC01086.JPG

El cine también ayuda mucho en esto de dejar volar la imaginación y entre “Espartaco”, “Quo vadis“, “Gladiator” o “Ben Hur” pues ya te imaginas protagonizando alguna carrera de cuadrigas en el Circus Maximus o luchando contra las fieras más salvajes en el Coliseo confiando en que el pulgar apunte hacia arriba jejejeje.

Además por cualquier rincón de la ciudad puedes ver el famoso S.P.Q.R. (Senatus populusque romanus), el Senado y el pueblo de Roma, para recordarte que la actual capital italiana fue en su día germen de una impresionante civilización.

DSC01080.JPG

Claro que no todo era tan fascinante en la época imperial porque también cabe recordar que existía la esclavitud o que veneraban la violencia sangrienta de la lucha de gladiadores. Claro que, por otro lado, también tenían las termas (¡viva ese culto al baño y al masaje!) o los gimnasios.

Roma no paga a traidores.

Me imagino que los ciudadanos romanos pensarían en su día que su mundo como potencia militar, cultural y política jamás se extinguiría, pero la historia una vez más nos enseña que nada es para siempre y que todo cambia y todo pasa.

DSC01085.JPG

Por eso para mí, las ruinas de la antigua Roma tienen un aire de grandeza imperial y militar, sí, pero también me evocan cierta tristeza porque evidencian que hasta la civilización más poderosa es vulnerable y temporal, al tiempo que deja de manifiesto que los impresionantes y colosales edificios que con tanto esfuerzo se construyeron han sido destruídos o deteriorados por las ansias de dominio del ser humano.

La dolce vita

Pero yo prefiero quedarme con la Roma del amor y de las artes, de la pasta y de la pizza. Que comienza el día con un buongiorno, que pasea al atardecer por el Trastévere, a donde Audrey Hepburn se va de vacaciones con Gregory Peck y, por supuesto, la que ve con envidia a Anita Ekberg bañándose en la fontana di Trevi. Yo, por si las moscas, he dejado mi monedita en la fuente, así me aseguro que volveré y también, si se tercia, algún deseo más…

¡Todos los caminos conducen a Roma!

Nos leemos pronto.

Hazte seguidor del blog o deja tu comentario si así lo deseas. También puedes seguirme en twitter @cuadernodesofia.

#Roma #vacaciones #historia

 

Sentada a la orilla del mar

Sitting in the morning sun (sentado al sol de la mañana)

I,ll be sitting when the evening comes (estaré sentado cuando llegue la tarde)

Watching the ships roll in (viendo los barcos girar)

Then I watch them roll away again (y viendo como se alejan de nuevo)

Sitting on the dock of the bay (sentado en el muelle de la bahía)

Watching the tide roll away (viendo bajar la marea)

I,m just sitting on the dock of the bay (simplemente sentado en el muelle de la bahia)

Wasting time (pasando el rato)

“Sitting on the dock of the bay” Otis Redding.

¡Qué fantástico es el descanso!

¡Qué maravilloso es DISFRUTAR del descanso!

Algo que cada día es más difícil, ya que sin saber muy bien cómo, hemos asumido cierta culpabilidad cuando pasamos mucho tiempo sin hacer algo “productivo”. ¿Productivo para quién? ¡Gran pregunta!.

playa 3

El año pasado por estas mismas fechas yo escribí otro post sobre lo importante que es desconectar en vacaciones: https://elcuadernodesofia.wordpress.com/2015/08/07/practicando-el-desconecting/  Hoy me gustaría salir en defensa del aburrimiento. Ese aburrimiento por el que tanto protestabas cuando eras pequeño y no tenías quien jugase contigo.

¡El placer del ocio!

A mi me gusta “aburrirme” mirando al mar. Al hipnotizante mar. Y escucharlo. Yo creo que incluso tiene cierto efecto meditativo y calmante.

Si cierras los ojos y escuchas, puedes llegar a fusionarte con el entorno. Siempre que hayas elegido, claro está, algún rinconcito que no esté lleno de gente.

playa 1

Oyes las gaviotas, el murmullo de las olas, algún barquito que se acerca y sientes la brisa acariciando tu cara. Si el sol está picajoso, los ojos los abres como buenamente puedes.

Aunque el sol que a mi realmente me gusta es ese que al atardecer tiñe el paisaje de un cierto tono anaranjado…antes de esconderse para que aparezcan la luna y las estrellas. Sabiendo que, por muy larga que sea la noche, el sol siempre acabará por volver a brillar. Es la placentera sensación de vivir estando en paz con lo que te rodea.

Si tienes la fortuna de poder disfrutar este verano de unos días de descanso, te deseo que aproveches tus propios rinconcitos de paz. Yo tengo los míos pero….ssshhhhh….es un secreto…¿me lo guardas?.

Voy a acabar el post como lo empecé. Recoméndándote que escuches este clásico de Otis Redding que nunca me canso de poner…viendo la vida pasar…Besos y hasta pronto.

También puedes seguirme en twitter @cuadernodesofia.

Aprovecha para hacerte seguidor del blog o dejar un cometario, si quieres.

#vacaciones #atardecer #playa #mindfulness

 

¡Puro fuego!

Hola a todos y todas!!!

¡Estamos a punto de entrar en el verano! (biennnnn).¡Se acercan las vacaciones!(biennnn) y llega el sol y el buen tiempo (aunque en algunos lugares como en mi ciudad, Santiago de Compostela, se haga de rogar).

Con la llegada del veranito llega también el culto al sol, al astro rey, algo que viene de muy muy atrás. De hecho es una de las deidades más antiguas de la historia. Elemento fuego en pura esencia: las pasiones, los arrebatos, los impulsos, la acción, el temperamento, la ira…Pero cuidado, no es bueno jugar con fuego, te puedes quemar. Y cuando algo prende fuego (piensa en los incendios) se lo lleva todo por delante, lo bueno y lo malo.

¡Meigas fóra!

Aquí en Galicia, al igual que en otros muchos puntos de la geografía española, la noche del 23 al 24 de junio se celebra el San Juan. Es la noche de las hogueras (o cacharelas), la más mágica del año y la más corta en la que se celebra el poder purificador del fuego.

IMG-20150627-WA0000

Muchas familias, amigos y vecinos se juntan esa noche en torno a las hogueras para disfrutar de sardinas a la brasa, vino y otros ricos manjares. Cuando está prácticamente consumida, la tradición dice que hay que saltarla y gritar ¡Meigas fóra!  ¡Hay que espantar a  los malos espíritus! Y yo no creo en las meigas, pero bueno, estoy segura de que habelas, hainas… jejejeejeej.

Si hay una noche a la que están asociadas cientos de rituales es esta sin duda. Si haces una búsqueda por internet sobre el tema te darás cuenta. A mi una de las que más me gusta, es dejar agua con pétalos de rosa para lavarte la cara al día siguiente. Se trataría de una especie de “agua sanadora” con propiedades terapéuticas y limpiadoras del exterior y del interior, cuerpo y alma.

Rituales varios

Un ritual particular mío (y creo que de mucha gente más) es escribir en un papelito lo que me gustaría eliminar de mi presente, arrojarlo a la hoguera y ver como arde. Esta imagen de la regeneración es tan gráfica, que sobran las palabras. Pero es que a veces para seguir adelante, primero hay que soltar y dejar atrás lo malo. No sólo porque no aporta… es que a veces, incluso resta.

IMG-20160322-WA0005

El ser humano sigue respondiendo a los instintos más básicos y es curioso que en la época de la tecnología más avanzada nos sigamos reuniendo la noche de San Juan en torno a una hoguera que nosotros mismos hacemos con ramas, cajas y periódicos. Y yo creo que a la magia de esa noche ayuda la energía de todos los que participan activamente en la fiesta y, por supuesto, la luz de la luna y las estrellas.

También puedes seguirme en twitter @cuadernodesofia. Hazte seguidor del blog y deja un comentario si quieres. ¡Hasta la próxima!

#SanJuan #mindfulness #fuego #GaliciaMola

 

 

 

 

 

De magia, regalos y mandalas

¡Aquí seguimos en 2016!  Estrenando un nuevo año con tantos y tantos días para aprovechar, con tantos planes por realizar, tantos sueños por cumplir…entre los míos, continuar escribiendo este blog para seguir compartiendo sensaciones, pensamientos, creencias, opiniones y dejar volar libre por el ciberespacio un cachito de mi misma.

Día de Reyes Magos

Y he querido publicar mi primer post de 2016 el 6 de enero, porque es uno de los días más mágicos e ilusionantes del año y hasta el adulto más serio y responsable se confabula para vivir junto a los más peques de la casa esa mezcla de realidad-ficción que se lleva con tantos nervios.

Y aunque ya no sea una niña, tengo que reconocer que a mi también me encantan los regalos (¡vaya si me gustan!). No tanto por el detalle en sí, que también, sino por lo que supone de maravilloso que otra persona dedique parte de su tiempo (lo más valioso que tenemos) en pensar que te puede gustar o como hacerte sonreír.

Y sonreír fue precisamente lo que hice cuando me regalaron esta taza pensada para una gran guerrera como yo. Sí, sí, sí, las chicas son guerreras…¿o acaso lo dudabas?.

tazaguerrera.jpg

Pero aparte de lo que te regalen otras personas, yo creo que siempre es buen momento para un “autorregalo” y buscar cualquier excusa para darte un caprichito, porque sí, porque hoy es hoy y yo lo valgo, como dice el anuncio.

¿Habéis escuchado hablar alguna vez de los mandalas? Yo estoy enganchada a pintarlos desde hace unas semanas, igual que una niña ante un libro para colorear (de hecho, son muy similares jejeje).

Los mandalas son composiciones o imágenes simbólicas basadas en figuras geométricas. De origen sánscrito, su significado está relacionado con la forma circular y están pensados para fortalecer la creatividad, para impulsar la concentración y la meditación y expandir la capacidad de la mente.

mandala

Yo junto a mi librito de mandalas me he comprado unas pinturas nuevas, con lo cual he vuelto de alguna manera al parvulario jejejeje.

La magia del mandala

Cuando te sientas ante un mandala actúan varios factores: aunque tengas la mente dispersa, mientras estás pintando sólo piensas en rellenar bien los huequecitos, que tendrás que hacer con sumo cuidado porque algunos son muy pequeños.

Los colores que elijas de modo intuitivo tampoco es algo casual porque dependiendo de tu estado de ánimo harás diferentes composiciones y, de alguna manera, consigues reflejar tu yo interior en diversas formas y tonalidades. También cultivan tu paciencia, porque si lo quieres hacer bien, puedes estar mucho tiempo pintando un mandala.

En fin, que empieza un año nuevo y espero poder compartirlo contigo, que estás al otro lado de la pantalla del teléfono o del ordenador. Os deseo mucha salud y mucho amor para poder vivir en paz. Hasta la próxima!!!

También puedes seguirme en twitter @cuadernodesofia.

Hazte seguidor/a del blog y deja un comentario si te apetece. Besitos.

#mandalas #ilusión #cumplirsueños

Por las profundidades

¡Hola de nuevo!

He tardado un poco más de lo habitual porque este mes estoy de vacaciones y, ya se sabe, las horas se relajan, las fiestas se multiplican, que si vas para aquí, que si vas para allá, en fin…¡fuera obligaciones!

En un mágico rincón de mi Caribe

Este año he tenido la enorme fortuna de poder hacer una escapadita a las paradisíacas tierras caribeñas y comprobar en persona la magia envolvente de sus aguas cálidas color turquesa.

Lo cierto es que ya mientras preparaba la maleta soñaba con ponerme una piña en la cabeza, adornarme con una guirnalda de flores y tomar el sol bajo una palmera cargadita de cocos mientras toco las maracas…y esa imagen…¡resultó ser real! (salvo lo de la piña y las maracas claro).

cartelplayaDe este viaje me quedaría con muchísimas cosas (la lista es larga) pero voy a seleccionar una: el snorkel, todo un descubrimiento para mí. Nunca antes lo había practicado y ya soy una enamorada. ¡Para que luego digan que los flechazos no funcionan! ¡Ja!.

Quizás te estés preguntando que es esto del snorkel. Yo lo describiría como el acceso a un nuevo y desconocido mundo, pero en una descripción más literal, es una especie de buceo en superficie con aletas, gafas y tubo que te permite acceder visualmente a la riqueza del fondo marino, que en el caso del Caribe esconde corales, tortugas, pececillos de colores intensos y todo tipo de plantas marinas. ¡Un increíble universo bajo el mar!

fondo1De entrada debo admitir que me imponía un poco. Vale, sí, tenía miedo. La situación era la siguiente: una lancha te transporta mar adentro y allí simplemente tienes que tirarte tras el instructor, previa colocación del chaleco que impide que te hundas, la gafas, el tubo y las aletas.

El agua está cálida. Claro, es el Caribe. Está tranquilo y sin una ola. Es el Caribe. Madre mía y pueden aparecer tiburones. ¡Es el Caribe! Tranquilidad, no va a pasar nada. Estamos a poca profundidad para que aparezcan tiburones…pero, ¿y si aparecen? Vale, mente en blanco. Una vez que consigo hacer desaparecer de mi cabeza la imagen de los tiburones, me coloco las gafas y el tubo. ¡Y mira que no me acostumbro a respirar por la boca! Con lo sencillo que es. Respiro por la nariz, se me pegan las gafas a la cara. No respiro, me agobio y me agarro a un lateral de la lancha como una ventosa. De aquí no me muevo. ¡Que no, que no y que no! ¡Bajo ningún concepto!. Pero…al final… ¡fue que sí!.

Un compañero me recomienda que controle la respiración y tranquilamente me lance sin pensar. Y como yo siempre acabo haciendo las cosas aunque me provoquen cierto temor de entrada (es la única manera de hacer frente a los miedos)…allá voy. Al principio la respiración por la boca es un poco forzada, pero dos minutos después…como si llevase haciendo snorkel toda la vida. ¡Si luego hubo que sacarme del agua que no lo quería dejar!

tortu1Una vez que la situación está controlada consigo dejar el cuerpo en horizontal al nivel del mar y convertirme en una observadora de las maravillas que esconde el  océano (el Caribe en este caso) bajo la superficie. Jamás te lo imaginarías a vista de pájaro. Un tesoro de impresionante belleza que sólo descubres si te interesas en profundizar. O sea: igual que las personas. No hay que quedarse analizando el exterior porque la auténtica valía está en el interior.

Lo primero que me sorprendió es que ningún pez escapaba. Todos seguían su curso normalmente como si yo no estuviese allí, aunque estoy segura de que sí notaron mi presencia. Pero también me gustaría destacar el silencio que aparece tan pronto metes la cabeza bajo el agua y que agudiza la sensación de paz que te provoca el contemplar un universo marino que vive sin conflictos.

Y como mi imaginación no para, en seguida visualicé a mi lado a Nemo, la Sirenita, Bob Esponja, Calamardo y a Rodolfo Langostino, que con su insinuante acento argentino me susurraba “Lleváme a casa”. Eso siempre que no aparezca el capitán de Pescanova y se los lleve a todos en sus redes…

fondo3

Y para despedir este post, nada mejor que “Bajo el mar” de “La Sirenita”, una de las canciones que más me gustan de las películas de Disney. No te pierdas a los peces bailando la conga…jajaja.

Deja tus comentarios, comparte el post y hazte seguidor del blog (abajo a la derecha donde pone seguir). También puedes seguirme en twitter @cuadernodesofia. Sed muy muy felices!!! Hasta pronto.

#mar

#snorkel

#vacaciones