Yo te cielo, Frida…

“¿Se pueden inventar verbos?

Quiero decirte uno: yo te cielo,

así mis alas se extienden enormes,

para amarte sin medida”

Frida Kahlo

¡Hola de nuevo a todos, en este recién estrenado 2017!.

Cuando acabe de escribir este post, voy a recoger del salón de mi casa los adornos navideños y, la verdad, me da un poco de pena, porque significa poner punto y final definitivamente a las fiestas navideñas.

navidad2

Pero una vez pasada la Navidad, y volviendo poco a poco a la “normalidad”, yo voy a dedicar este primer post del año a hablar de Frida Kahlo, aprovechando que este 2017 se conmemora el 110 aniversario de su nacimiento en Coyoacán, México.

Esta mujer arrolladora, vital y pasional es la prueba hecha mujer de que el sufrimiento no siempre deja huella en tonos grises y de que el colorido más vivo también puede mostrar el dolor más amargo o la herida más desgarradora.

frida

No tengo intención de abrumaros con datos biográficos de Frida (que seguro ya conocéis) más allá de recordar que la enfermedad (poliomielitis), la tragedia (grave accidente de tráfico que prácticamente la inmovilizó) y su relación tormentosa con el muralista Diego Rivera marcaron su existencia y su obra pictórica, imposibles de disociar.

Desesperación hecha pintura

Frida misma era sus cuadros. No sólo porque la mayor parte son autorretratos, sino porque pintar se convirtió en una necesidad vital para canalizar el dolor y la impotencia que nacía en su corazón, cruzaba su cuerpo quebrado y salía finalmente por la mano que sujetaba el pincel. “Bebía porque quería ahogar mis penas, pero las malvadas aprendieron a nadar”.

Sería impreciso decir que dejó al descubierto su alma porque sus cuadros, realmente, eran instantáneas de su interior. Ecografías en color del dolor. Sentimientos trasladados al lienzo. “Nunca pinto sueños o pesadillas. Pinto mi propia realidad”.

fridaciervo

Aunque en otro post del blog hablé de una de sus obras “La columna rota”,  hoy recupero  “El venado herido”, donde con cuerpo de cervatillo, Frida se presenta sangrantemente herida por nueve flechas y mirando desolada al espectador.

Es de 1946 y de alguna manera muestra gráficamente su miedo y desesperación por no recuperar su movilidad tras una operación de columna vertebral. Abajo a la izquierda está escrita la palabra “Carma”, quizás como expresión gráfica de quien se ve incapaz de escapar a su propio destino de sufrimiento.

fridaydiego

Frida es la mujer de las flores en la cabeza, la que viste traje tradicional mexicano, la que se abraza a los monos, la que sufre las ausencias infieles de Diego, la que se vio años postrada en una cama, la uniceja, la luchadora incansable, la mujer inteligente, bella y sentimental…la fascinante artista universal!!!. “Pies, ¿para qué los quiero si tengo alas para volar?”.

También puedes seguirme en twitter @cuadernodesofia. Hasta la próxima!!! Nos vemos prontito.

#FridaKahlo #sentimientos #sufrimiento

Anuncios

Los nombres olvidados

“Quiero sentir la luz del sol en mi cara

ver la nube de polvo desapareciendo sin dejar rastro

quiero bailar, bailar, bailar en la sucia lluvia,

donde las calles no tienen nombre”

“Where the streets have no name” U2

Hay canciones que te ponen los pelos de punta. A mí me pasa con muchas, entre ellas este “Where the streets have no name” que hoy os regalo para empezar este post. He elegido una versión subtitulada para que podáis disfrutar de la letra en el caso de que no controleis inglés.

¿Dónde estará ese lugar donde las calles no tienen nombre? Según nos canta Bono, es aquel espacio donde no hay dolor ni vergüenza, con lo cual sospecho que es más un entorno espiritual que físico.

Bien es cierto, que hay sitios que te producen un bienestar inigualable sólo con pisarlos y el hecho de que “no te pongan nombre”, es decir, que no te etiqueten ni te juzguen te ayuda a ser tu mismo y a vivir en paz.

La navidad está aquí

Pues será que como se acerca la Navidad, la fibra sensible está más sensible que nunca.

Todo en el ambiente invita al recogimiento, al amor, a ser mejores personas y, en definitiva, a que siga encendida la llamita que todos tenemos en nuestro interior.

Son fechas familiares (y entiéndase por familia estar cerca de las personas que aprecias, te unan lazos de sangre o no) y que pueden convertirse en extremadamente crueles si falta a tu alrededor alguien importante.

munequitonavidad

Puedes sentir ganas de correr, de aislarte, de desaparecer o de bailar bajo la lluvia. Pero también puedes dar las gracias por los que sí han elegido voluntariamente compartir estas fechas contigo regalándote lo más importante que alguien te puede dar: su tiempo.

Una vez escuché que las personas mueren dos veces: la primera, cuando fallecen físicamente y la segunda, cuando ya no queda nadie que se acuerde de ella...el olvido…un olvido que te convierte definitivamente en pasado.

dsc00957

Pero, aunque suene paradójico, la muerte puede convertirse en tremendamente motivadora. Justo en el momento en que asumes tu propia fragilidad y caducidad empiezas a vivir de verdad y a hacer lo que realmente quieres hacer. Dicen que la felicidad está al otro lado del miedo y por eso hay que asumir riesgos y hacer lo que nunca hiciste para llegar a donde nunca llegaste.

riesgo

Empieza diciembre y me acuerdo de los que se sienten olvidados, de los que se levantan cada mañana con el recuerdo de alguien a quien no volverán a ver, de los que luchan en silencio contra la enfermedad, de los que buscan trabajo sin aliento, de los que lloran sin que nadie les consuele y, en definitiva, de los que vagan por la vida sin llegar realmente a vivirla. En cualquier momento, podría ser yo…o tú. A veces el suelo se viene abajo a nuestros pies y el cielo se vuelve negro, pero siempre hay una manera de no caer por el precipicio.

Me despido con algunas frases para la reflexión:

“Al final, lo que cuenta, no son los años de vida, sino la vida de los años”.

“Valora a las personas cuando las tengas, no cuando las pierdas”

“Ten el valor suficiente para eliminar de tu vida lo que te borre la sonrisa”.

Nos vemos prontito. Besos. 

También puedes seguirme en twitter @cuadernodesofia. No dudes en hacerte seguidor/a del blog y dejar un comentario si te apetece.

#navidad #riesgos #vivirlavida

 

 

Dile que no

Los que tenemos alguna noción sobre bailar salsa sabemos que hay un paso, que se llama el “dile que no”, que se suele utilizar de enlace entre las diversas figuras, algunas de ellas con nombres tan simpáticos como el enchufla, el paséala o la prima con la hermana y familia. Eso, por no hablar de los que tienen nombres de números como el 70, el 72 o el 84…¡si parece el sorteo de la lotería!.

Y casualmente el otro día, estando como estamos a finales de año, una amiga me comentó que saber decir no era su propósito para el 2016. En este caso no hablábamos de bailoteo (que hubiese sido más ameno jajaj) sino de cuestiones laborales.

muñeconavidad

El problema básicamente sería el siguiente: aceptas sin protestar hacer una tarea que no se encuentra entre tus obligaciones. Consecuencia primera: nadie te lo valora, aunque tampoco cuentas con ello. Pero lo que más toca la moral es que si lo haces varias veces, acaba convirtiéndose en norma, se empieza a dar por hecho que lo harás siempre e incluso llegan a recriminártelo si algún día no lo haces. Por eso, hay que saber decir no, no, no y cien veces no.

Los jetas manipuladores.

Y tampoco es raro que, en estos casos, aparezca algún manipulador/a que intentará hacerte sentir culpable por no hacer cosas…¡que no tienes que hacer! Posiblemente porque así se evita tener que hacerlas él o ella.

El mejor consejo en estos casos: baila hasta que te duelan la piernas y haz un giro sensual de cadera para hacer el “dile que no”. Y si en el trabajo no lo puedes hacer (como parece obvio), hazlo mentalmente jejeje.

Ríete de la situación, pero frénala.

Si ves estas situaciones con un poco de distancia…incluso te puedes reír mucho…Yo he oído contar auténticas películas de ciencia ficción para intentar evitar hacer algo, incluso con caras que de repente se vuelven trágicas y angustiadas. Auténticas actuaciones teatrales que muchas veces triunfan ya que consiguen que otra persona acabe diciendo “Venga, ya lo hago yo”.

Eso sí, la misma persona que estaba atareadísima para hacer algo, es la misma que luego andará diciendo por ahí que ese trabajo (que no hizo) tampoco era para tanto y se hacía sin ningún esfuerzo. En fin, auténticos especialistas en aprovecharse del esfuerzo de los demás y que pueden pasarse así, la vida entera, si los dejan. Basta con que encuentren a alguien a quien le cueste practicar el “dile que no”.

Propósitos de año nuevo.

Pero bueno, es Navidad, y toca centrarse en todo lo que le pediremos al Año Nuevo. Pero no olvides que al lado de la lista de los deseos por cumplir, deberías hacer otra con todas las acciones que vamos a llevar a cabo para conseguir que se hagan realidad. Ya se sabe, ora et labora. Yo, por supuesto, ya tengo mi deseo pensado pero…no lo voy a decir jijijij.

Y como también estamos en época de intercambiar regalitos, os voy a dejar uno. Y es que en más de una ocasión, alguno de vosotros me ha comentado, con la ciudad tan bonita que tienes…¡y nunca la sacas!.

plazaobradoiro

Pues, ¡ale!, a presumir un poquito de Santiago de Compostela y ahí os dejo la fantástica plaza del Obradoiro…por empezar por uno de los rincones más conocidos. Iré sacando más en próximos post y aprovecho para dar las gracias y pedir un gran aplauso para la fotógrafa…plas, plas, plas…

También puedes seguirme en twitter @cuadernodesofia. Hazte seguidor/a del blog!!!! Un abrazo.

#propósitos #Navidad #decirno #Galiciamola